Madrid

A partir de las 00:00 horas 

Madrid estudia implantar un toque de queda tras salir del estado de alarma

Según el Ejecutivo regional que dirige Isabel Díaz Ayuso, el objetivo es que "no se dañe" a la hostelería y se pueda acabar con los botellones. 

¿Habrá toque de queda? Madrid se propone ahora implantar un toque de queda a partir de la medianoche en toda la comunidad. Este es el plan que estudia la Comunidad que dirige Isabel Díaz Ayuso: "El toque de queda es una medida que se está estudiando, aunque esté en fase embrionaria", señala el Ejecutivo regional, además señalar a ese mismo medio que es "el modo de no dañar a la hostelería e impedir los botellones". Es decir, que restaurantes y bares puedan desarrollar los turnos de cenas y "se mantengan las ofertas de ocio y cultura". 

Además, estas fuentes señalan que para hacer "efectivo" el plan, es necesario solicitarlo al Gobierno central. Sin embargo, se insiste en que todavía no hay nada cerrado.  Sobre la situación de los datos en la comunidad, fuentes de la Consejería de Sanidad apuntan a que la incidencia acumulada en Madrid capital ha descendido ya "al entorno de 380 casos por cada 100.000 habitantes y en la región estamos en el entorno del 390-400 casos". Pero recuerdan que "no hay que confiarse" y que se "debe seguir  trabajando para bajar ese dato". 

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que el Gobierno de Madrid dictará las órdenes que entienda adecuadas para seguir combatiendo el virus. "La situación es grave, pero estamos en situación de bajada. Tenemos que persistir en las medidas que funcionaron", ha apuntado Ruiz Escudero durante un acto de Europa Press. El consejero madrileño insiste en que Sanidad de Madrid se rige por criterios técnicos y sanitarios.

Ruiz Escudero invita al Gobierno de Sánchez a hacer una reflexión: "Pedimos lealtad al Gobierno central como también nosotros somos leales". Ha recordado que en los momentos mas críticos de la pandemia, y en tiempo récord, "se transformaron nuestros hospitales con una agilidad impresionante" y ha tenido palabras de agradecimiento a los sanitarios.

El estado de alarma decae el próximo sábado 24 de octubre 

El estado de alarma en Madrid decae el sábado 24 de octubre. Con la vista puesta en esa fecha, el Gobierno de Ayuso ya aseguró este lunes que, tras el Consejo Interterritorial del miércoles, se tomarán nuevas medidas restrictivas y que su plan pasa por "perseverar en la estrategia previa al estado de alarma: restricciones en zonas básicas de salud, test de antígenos y aplicación efectiva de cuarentenas".

No obstante, el consejero de Economía y Competitividad de la Comunidad de Madrid, Manuel Giménez Rasero, se mostró partidario de "aplicar todas las restricciones que sean necesarias ahora para después poder salvar la campaña de Navidad y llegar a final de año en las mejores condiciones económicas posibles". En una entrevista de Onda Cero, el consejero sostuvo que "hay que iniciar un proceso de reflexión para saber qué podemos hacer exactamente para reducir los casos de coronavirus". 

"Este virus ha llegado para quedarse" 

"Este virus ha llegado para quedarse. Tenemos que aprender a convivir con él y seguir trabajando para disponer de todas las herramientas, técnicas y avances necesarios para convertir esta enfermedad crítica, en una patología crónica", ha manifestado en un encuentro digital de los desayunos socio-sanitarios organizados por Europa Press.

Asimismo, ha garantizado a los madrileños que "este Gobierno, presidido por Isabel Díaz Ayuso, va a seguir poniendo todos los recursos disponibles para protegerles y ofrecerles siempre la mejor atención". Escudero ha recordado que "Madrid fue, por su condición de centro neurálgico, una de las primeras regiones españolas en sufrir la acometida del Covid", y ha afirmado que "fue también Madrid, la primera administración en reaccionar".

Según el consejero madrileño, fue "la primera en tomar medidas, incomprendidas muchas veces, como fueron los primeros cierres de colegios, residencias; o las primeras restricciones a la actividad y la movilidad", que "después siguieron otras comunidades autónomas y el Gobierno nacional". "Y humildemente creo que, con aciertos y con errores, la sanidad madrileña ha demostrado y sigue demostrando su fortaleza, al reorientar todo su potencial en un objetivo muy concreto", ha aseverado. Escudero ha puesto en valor cómo, en los momentos más críticos de la pandemia, y "en un tiempo récord", los hospitales y centros sanitarios madrileños "se transformaron completamente",