Jueves, 21.03.2019 - 22:43 h
España
El móvil que baraja la Guardia Civil

El amigo del edil de Llanes contrató a dos sicarios para que lo mataran por celos

El supuesto inductor del crimen creía que su esposa mantenía una relación sentimental con Ardines, lo que motivó que planeara su muerte.

Uno de los detenidos por el asesinato del concejal de IU en Llanes (Asturias) Javier Ardines / EFE

Seis meses y tres días después del asesinato del concejal de IU en Llanes Javier Ardines, la Guardia Civil ha detenido al presunto inductor de la muerte, un amigo del edil que habría encargado el crimen a dos sicarios no profesionales movido por los celos y con la colaboración de un cuarto arrestado. Los agentes detuvieron en la madrugada de este martes en su vivienda de Amorebieta (Vizcaya) a Pedro L.N.A., considerado el autor intelectual del crimen cometido el pasado 16 de agosto en la parroquia llanisca de Belmonte de Pría, a escasos metros de la vivienda de Ardines en este concejo de la costa oriental asturiana.

El detenido, casado con una prima de la mujer del concejal, mantenía una estrecha amistad con la víctima forjada en sus estancias en Llanes, donde tiene una casa muy cerca de la de Ardines y a la que también acudía algunos fines de semana por su proximidad a Amorebieta, poco más de 200 kilómetros, aunque desde que se cometió el crimen no volvió a ser visto en Llanes. 

Fuentes cercanas a la investigación consideran que Pedro L.N.A. encargó el crimen movido por los celos ante una posible relación entre su mujer y el concejal y se valió de la ayuda de un conocido, también arrestado en Vizcaya, al igual que uno de los dos argelinos supuestos autores del crimen mientras que en el caso del segundo se han iniciado los trámites para su extradición desde Suiza.

La Guardia Civil centró la investigación en el móvil pasional tras descartar, entre otras hipótesis, una motivación política relacionada con la actividad de la víctima como concejal de Medio Rural, Playas y Personal en un cuatripartito formado también por VecinosXLlanes, PP y Foro tras 28 años de gobierno socialista. 

Ardines, que había renunciado a su sueldo de concejal y se ganaba la vida como patrón de barco, tenía unas rutinas y unos horarios que hacían fácil calcular sus movimientos, puesto que salía a diario sobre las 6:30 horas a faenar con su embarcación "Bramadoria" antes de atender a sus responsabilidades municipales. Algunos días antes de su asesinato, el concejal, de 52 años, casado y padre de dos hijos, comentó a su entorno algo que le había llamado la atención, el hecho de que encontrara unas vallas puestas en el camino rural por el que circulaba todas las mañanas.

En aquella ocasión, Ardines decidió bajar del coche para retirar las vallas y continuar su recorrido hasta el puerto de Llanes sin más incidencia, pero el 16 de agosto tres vallas de obra volvían a bloquearle el paso y, cuando se bajó de la furgoneta con el motor aún en marcha para retirarlas, fue sorprendido por sus asesinos. La autopsia reveló que el concejal murió de varios golpes en la cabeza y nuca con un objeto contundente de forma que sólo pudo moverse unos metros antes de caer desplomado donde poco después fue encontrado muerto por un vecino.

Fuentes de la investigación, que aún permanece bajo secreto de sumario, apuntan a que Pedro L.N.A. pudo valerse de la ayuda de uno de los arrestados para contactar con dos sicarios no profesionales pero relacionados con el mundo de la droga. La Guardia Civil considera culminada así una investigación, bautizada como operación "Strabe", "muy compleja" en que la se han tratado "muchísimos datos con mucha paciencia y muy buen trabajo", según ha señalado el teniente coronel de la comandancia de Gijón, Francisco Javier Puerta.

La noticia ha conmocionado a Llanes, una población de 13.841 habitantes convertida en un foco de rumores desde que se produjo un crimen que sus compañeros de IU han pedido esclarecer "hasta las últimas circunstancias" mientras que el alcalde llanisco, Enrique Riestra, ha considerado que el "impecable" trabajo de la Guardia Civil ha propiciado que la justicia "esté más cerca de poder darse". 

Registro en su vivienda

Agentes de la Guardia Civil han trasladado a Pedro L.N.A este miércoles a la vivienda que posee en la parroquia de Belmonte de Pría, muy cercana al que era lugar de residencia del edil, para realizar un registro. El detenido ha sido trasladado desde los calabozos de Llanes hasta su segunda residencia en esta parroquia llanisca pasadas las 9:15 horas de la mañana.

El arrestado ha entrado en la vivienda, acompañado de varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que portaban cajas, tratando de ocultar su rostro ante la presencia de varios medios de comunicación. En las próximas horas es posible que el resto de detenidos sean trasladados al mismo lugar.

Temas relacionados