España

Intensas negociaciones con las CCAA y Sanidad

El Gobierno plantea una 'vuelta al cole' semipresencial a partir de 3º de la ESO

El plan de trabajo del Ministerio de Educación contempla que los alumnos de Primaria e Infantil estén organizados en "grupos burbuja" para evitar contagios y que el Bachillerato alterne la docencia a distancia.

El plan de 'vuelta al cole' con el que trabaja el Gobierno contempla un retorno a las aulas en septiembre semipresencial para los alumnos a partir de Tercero de la ESO. Según el borrador de protocolo a nivel estatal, al que ha tenido acceso La Información, los estudiantes de Tercero, Cuarto de la ESO y Bachillerato volverían a las clases alternando su presencia física en el centro con la formación a distancia desde su domicilio. "Son edades -14 y 15 años- en las que los alumnos pueden quedarse en su casa solos, sin sus padres, y pueden recibir una parte de su formación de forma telemática", explican fuentes cercanas al Ministerio de Educación.

Este plan de trabajo contempla, por tanto, que los alumnos a partir de Tercero de la ESO acudan al centro escolar o instituto en días alternos, evitando así posibles contagios masivos en las aulas, indican las mismas fuentes. Todo pasa por una 'vuelta al cole' segura y con garantías, añaden.

En cuanto a la Educación Infantil y Primaria, así como los dos primeros cursos de la ESO, el protocolo con el que trabaja el Gobierno incluye la constitución en los centros escolares de los llamados "grupos burbuja". Se propone, en definitiva, que las clases se aíslen del resto de compañeros del centro evitando así la propagación masiva del virus. De lo que se trata es que el colegio mantenga su actividad en caso de contagio y que no se paralice la docencia si algún alumno resulta infectado y sus compañeros tienen que cumplir una cuarentena.

Todo este plan se está negociando en este momento entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas en, según explican fuentes conocedoras de las mismas, intensas conversaciones. La vuelta a las aulas se debería producir en menos de tres semanas y aún no hay un protocolo fijado y consensuado totalmente a nivel estatal. 

El Gobierno también está dialogando sobre estas medidas con asociaciones de madres y padres de alumnos, con representantes de colegios concertados, con Escuelas Católicas... Y el Ministerio de Sanidad, así como las consejerías autonómicas del ramo, están participando en este plan de trabajo. El calendario para fijar un protocolo debería aprobarse de forma inminente, según estas fuentes. A finales de semana o principios de la próxima el Ejecutivo espera poder concretar todo el plan para comenzar a aplicarlo en apenas unos días. La Conferencia de Presidentes convocada por Sánchez será trascendental, señalan.

Otra de las claves para la vuelta al cole será conocer el ratio de alumnos por clase. Hay centro en los que no se puede mantener la cifra previa a la pandemia. La solución, según fuentes educativas, pasa por la contratación de más profesores para cubrir el desdoblamiento de las aulas. Habrá más clases con menos alumnos, apuntan. Queda por despejar la duda de cómo asumirán los centros esta factura. En esta línea el Gobierno dio el visto bueno al reparto de 2.000 millones de euros el llamado 'fondo Covid' para garantizar estas medidas de seguridad.

La incertidumbre lleva semanas rodeando a la comunidad educativa que, desde el primer momento, defendió la vuelta presencial a los colegios. No a cualquier precio. Los docentes siguen exigiendo unas directrices que las autoridades están cerca de concretar. Será, tienen todos claro, un 'curso Covid' muy diferente y que intentará no dejar a nadie atrás.

Cómo es la vuelta al cole en otros países

Alemania ha sido la primera en iniciar la vuelta escolar. En el país gobernado por Angela Merkel, cada región tiene sus normas o sus pautas para el regreso a las aulas. Por ejemplo, en lugares donde la incidencia ha sido menor el uso de mascarilla no es obligatoria; en otros, sí que lo es, pero no en el patio; mientras, en los lugares más golpeados por el virus la utilización de mascarilla es obligatoria en todas las dependencias del centro. 

Pese a todo, dos escuelas en el estado de Mecklemburgo-Antepomerania, el primero en retomar las clases, han tenido que cerrar sus puertas cinco días después del inicio de curso por dos casos de coronavirus. Se trata de un instituto de secundaria en la ciudad de Ludwigslust, en la que una profesora ha dado positivo, y de una escuela de primaria en Graal-Müritz, donde un alumno también ha sido diagnosticado con Covid.

El retorno a las aulas en Francia se producirá el 1 de septiembre. Su protocolo será menos estricto que en mayo, cuando la asistencia era voluntaria. En el país vecino se recomiendan entradas y salidas de forma escalonada, pero no habrá distancia social, se podrá compartir objetos y la mascarilla será obligatoria a partir de los 11 años. El personal, a excepción de preescolar, sí que deberá llevar mascarilla cuando no puedan garantizar una distancia de un metro.

Los colegios e institutos de las provincias del norte de Países Bajos han empezado esta semana a recibir a todos los alumnos a jornada completa, sin mascarillas ni distanciamiento en clase, en pleno repunte del coronavirus, y ante el peligro de la ventilación precaria en las aulas. El Gobierno holandés no ha tomado ninguna medida radical para el comienzo de curso y ha instado a todos los colegios a consultar con expertos externos si se necesita ventilación adicional; mientras tanto, han de mantener las puertas y ventanas abiertas para que circule el aire evitando los ventiladores y aires acondicionados portátiles porque no enfrían el aire, sino que lo distribuyen.

Italia, el primer país europeo en cerrar sus colegios, tiene prevista su vuelta para el 14 de septiembre. De forma obligatoria, todos los centros deberán tener una comisión anti-Covid: cada aula tendrá una mesa para contestar dudas y habrá apoyo psicológico que será prioritario. Se exigirá una distancia mínima de un metro que, en caso de no poder cumplirla, se precisará de mascarilla obligatoria. Y habrá una mezcla de clases presenciales con online.

En Reino Unido, su primer ministro, Boris Johnson, ve como un "deber moral" reabrir las escuelas, aunque varios expertos británicos ya han desaconsejado este paso.

En Escocia volvieron al colegio hace unos días sin apenas medidas: no se les exige mascarilla y tampoco guardar distancia de seguridad. Desde entonces, varias escuelas han confirmado una decena de positivos y una ha cerrado por haber dos casos entre el personal docente.

El curso escolar de Portugal comenzará, igual que Italia, el próximo 14 de septiembre. El Gobierno ha dibujado el plan inicial, teniendo un plan B en la recámara por si fuera necesario. El primero consiste en una enseñanza totalmente presencial con mascarilla obligatoria a partir de los 10 años. El segundo, incluye modalidad mixta, distancia y presencial. Y el último, por si fuera necesario cerrar de nuevo, 100% online. Además, habrá menos vacaciones.

loading...