Economía

---
Cuentas infantiles

Por qué hay qué invertir el dinero de los hijos (y el peligro de no hacerlo)

Si dejamos los ahorros en una hucha o en una cuenta corriente, el paso del tiempo será un inconveniente. Cuando se vaya a recuperar, probablemente habrá perdido una parte muy importante de su valor.

Por qué hay qué invertir el dinero de los hijos (y el peligro de no hacerlo)
©[Ma-Ke] a través de Canva.com

Muchas veces las familias dudan sobre qué hacer con el dinero que van acumulando los niños. Ya sea por los regalos que reciben de los familiares en los bautizos, cumpleaños y comuniones, o porque cada cierto tiempo los padres apartan un dinero para su futuro, se generan desde muy pronto unos ahorros para el futuro.

¿Pero qué hacer con este dinero? Hay que tener en cuenta que, salvo necesidad, suelen ser unos euros que no se utilizan para otras cosas en la familia. Es decir, que no vamos a utilizar en 10 o 15 años, como mínimo y, por lo tanto, que disfrutan de mucho tiempo por delante. Lo que puede ser una ventaja… O un problema.

Si el dinero lo vamos a dejar parado en una hucha o en una cuenta corriente, sin duda el paso del tiempo será un inconveniente. Cuando nuestro hijo lo vaya a recuperar, probablemente habrá perdido una parte muy importante de su valor por el efecto de la inflación. Una madre que ahora tenga 40 años, tan solo tiene que pensar cuántas cosas podría comprar en el año 2000 con 6 euros (1.000 pesetas de entonces) y para qué le daría ahora.

El dinero, si no se mueve, pierde mucho poder adquisitivo a lo largo del tiempo. En concreto, si la inflación se sitúa en el 2% anual, como suelen esperar los bancos centrales, en un plazo de 20 años su ahorro habrá perdido una tercera parte de su poder adquisitivo. Y en mayo, el Índice de Precios al Consumo (IPC) subió por encima de ese 2% en España, un 2,7% en concreto.

¿Cuentas infantiles?

¿Qué opciones tienen los padres para evitar que el dinero de sus hijos sufra la erosión de la inflación? ¿Dónde invertir el dinero de los niños? Tradicionalmente la banca ha impulsado las libretas infantiles, pero en rentabilidad ofrecen el mismo resultado que un cerdito en la habitación: cero euros. O menos, porque las entidades ya están cobrando a los clientes comisiones por el dinero en la cuenta, salvo que contraten productos o servicios adicionales. Y aunque en las cuentas infantiles no suelen aplicarlas, tampoco es descartable.

Lo que sí solían ofrecer los bancos por dejar el dinero en estas cuentas infantiles eran ciertos regalos, como peluches, mochilas o entradas a espectáculos familiares, pero cada vez menos. Además, estas promociones hay que declararlas a Hacienda como retribución en especie sujeta a ingreso a cuenta, por lo que tendremos que tributar por ellas. La cantidad será muy baja, por el escaso valor del regalo, pero hay que tenerlo en cuenta.

Sí hay que estar atentos a promociones específicas que las entidades lanzan para captar clientes. Por ejemplo, MyInvestor, el neobanco participado por Andbank España, El Corte Inglés Seguros y AXA España, ofrece ahora mismo una cuenta junior que, al igual que las cuentas para adultos, remunera al 1% TAE durante el primer año hasta los primeros 15.000 euros.

Más allá del efectivo, si queremos buscar rentabilidad hay que mirar a los activos financieros. Es decir, invertir todo o una parte de ese ahorro de los niños en bolsa, bonos o una cartera mixta. Aunque a muchos padres les puedan parecer opciones arriesgadas, hay alternativas muy simples.

Fondos de inversión, la mejor opción

El producto más sencillo para hacerlo de un modo diversificado son los fondos de inversión, que se pueden contratar desde muy poco dinero. Además, podemos modular el riesgo que asumirá la inversión, por la enorme diversidad de fondos de inversión que podemos encontrar en el mercado.

Los hay con muy bajas probabilidades de perder y otros que invierten toda la cartera en acciones, donde se pueden ver más movimientos pronunciados a lo largo del tiempo. ¿Cuánto se puede ganar a largo plazo en función de este riesgo que se asume? Puedes hacer tus propios cálculos con esta herramienta.

Loading....

Otra opción sería invertir directamente en acciones, pero hay inconvenientes relevantes. Por un lado, las comisiones de compra y venta y las de mantenimiento de la cuenta del bróker suelen comerse una buena parte del dinero cuando se empieza con bajas cantidades. Por otro, por la falta de diversificación. Y esto es fundamental para evitar grandes errores. Muchas compañías de la bolsa americana han quebrado a lo largo del tiempo, pero hasta ahora el índice S&P 500 nunca ha tenido pérdidas en periodos de 20 años y muy excepcionalmente en plazos de 10 años.

Pero de una manera u otra, los expertos aconsejan poner el dinero a trabajar para poner el paso del tiempo a favor de nuestros hijos y evitar que la inflación se coma el ahorro. Entre ellos, Warren Buffett, el mejor inversor de todos los tiempos y uno de los hombres más ricos del planeta. Suele decir que una de las cosas de las que se arrepiente en su vida es no haber empezado a invertir antes. Y lo hizo con 11 años. Si quieres imitarle, te dejamos aquí los pasos para abrirle una cuenta a tus hijos y la documentación que deberás aportar, sea cual sea tu entidad.

loading...